Bric-à-brac

Bric-à-brac. Los markets son tendencia.

Lo primero que  hago cuando voy de viaje es informarme de todos los mercadillos que hay en la ciudad a la que me dirijo. Soy una freak de los mercadillos. Considero que es en  estos lugares donde he encontrado algunas de las  prendas u objetos de los que más guardo y recuerdo con cariño. Las calles, los puestos, la gente, el ambiente, están llenos de encanto. Y aunque no compres nada puedes pasar el día sentadita hablando con tus amigos y tomando unas pints. Roma, Amsterdam, París, Londres, León ( Mexico), Rabat , magníficas ciudades de las que me llevé un recuerdo de esos encantadores lugares con magia.

Vinilos, cuadros, libros, zapatillas, martens, camisetas, gorras,  y mil cosas más  que seguro ahora no se me pasan por la cabeza pero que tendré decorando  por todos los lugares de mi casa.

Todos y cada uno de ellos tienen vida propia y salí con muy buen  sabor de boca, pero sin duda, los markets que más me gustaron son los de  Londres. Será porque estuve viviendo allí y ya sabía cómo moverme o simplemente porque sin más, me sedujeron.

Aquí os dejo algunos de los markets de Londres,

Brick Lane: es un mercado de segunda mano, donde podéis encontrar ropa, peletería, libros, cámaras de fotos, etc.

Petticoat Lane: también puedes encontrar peletería, accesorios y ropa.

Brixton Market: verdura, pescado, fruta y ropa de colores muy vivos. Mercado multiétnico ambientada con música reggae y olores caribeños.

Camden Market en el que se vende una interesante combinación de ropa, comida, artesanía y música. Es muy turístico y siempre está saturadísimo  de gente. Se aprovechan de los turistas y los precios dependiendo el qué los puedes encontrar más baratos. Eso sí, la gente, el ambiente, la deco de las calles no te lo puedes perder. La primera vez que estuve me quedé varias horas mirando a la gente con la boca abierta. (Sí, era la primera vez que iba y pequé de eso de no haber salido de España en la vida, de eso ya hace unos cuantos años, mejor no los digo)

Covent Garden Market: fue en un principio el mercado de fruta y verdura para un convento cercano. Ahora, la plaza está siempre llena de comida, joyería y ropa. Este mercado es un excelente lugar para la adquisición de diseños británicos artesanales con más de 200 artistas y artesanos registrados.

Portobello Road Market: se especializa en todo tipo de joyería, arte y vajillas de plata, así como ropa clásica, curiosidades y mucho más. El mercado siempre está abarrotado y merece la pena acercarse, incluso si no tiene intención de comprar nada. Esa calle con las casitas de colores es inconfundible y preciosa.

Vauxhall Market: este el mercado en el que más disfrutaba. Había absolutamente de todo. Ropa, comida, ordenadores, televisiones, tornillos sueltos oxidados, herramientas oxidadas, complementos, todo un verdadero show de mercado. Además también uno de los más baratos, decían que era barato porque eran cosas robadas. Imagino que no todo, pero algo si tenía apariencia  de haber sido tomado de manera ilegal.

Anuncios